Agujeros negros de dinero

¿Alguna vez has comprado algo que ha resultado ser un agujero negro de dinero? A pesar de haberlo comprado hace tiempo sigue necesitando que gastes y gastes en él.

Por algún motivo, cuando queremos comprar algo vemos el precio de compra como nuestro gasto final en esa cosa. Pero hay muchos otros gastos escondidos.

Dos de nuestros peores agujeros son los hobbies y los viajes. Lo que es aún peor de estos dos es que no “necesitas” gastar en ellos, sino que es algo que eliges.

Agujeros de dinero que dificultan la independencia financiera
Los barcos son típicos agujeros de dinero. Se dice que la forma más rápida de hacerte millonario es empezar siendo billonario y comprarte un barco.

Hobbies ¿dónde está el límite?

Los hobbies, como las colecciones, tienen el problema de que nunca terminas de gastar en ellos. Sobre todo, si el gasto inicial ya es elevado.

Por ejemplo, a Mrs. Lyn le gusta la fotografía (la foto del barco de arriba es de ella). No hay un máximo realmente en lo que puedes gastar. Compras la cámara, que ya de por sí puede suponer varios miles de euros. Pero lo difícil viene después. Cuanto más sabes de fotografía más te das cuenta de las limitaciones que tienes por tu equipo. Objetivos, filtros, trípode, etc. etc. Ahora tienes muchos accesorios, así que tendrás que comprarte una bolsa chula para llevarlos. Esto último es un  agujero negro de dinero al cuadrado: por haber gastado en accesorios ahora tienes que gastar en una bolsa. Y luego saldrá una tecnología nueva, necesitarás una GoPro para llevar de viaje, software de retoque… ¿Dónde pones el límite?

Por haber gastado, ahora tienes que volver a gastar

A mí me gusta hacer cerveza y siempre he usado sistemas muy básicos pero mil veces he tenido la tentación de comprar mil chismes: barriles de madera, fermentadores que controlan la temperatura, sistemas automatizados, etc.

Otra de las cosas de hacer cerveza es que tu coste por litro se reduce cuanta más haces. Esto es algo que todo el mundo en este hobby tiene claro. Sin embargo, lo que se nos “olvida” es que el coste total sube cuanta más cerveza haces.

  • 100 gramos de un tipo de lúpulo cuestan 11 euros (0.11 euros/gramo),
  • 500 gramos del mismo lúpulo te pueden costar 45 euros (0.09 euros/gramo).

Es decir, ahorras un 18% comprando 500 gramos. Pero también estás gastando 34 euros más. De hecho, si no usas 100 gramos de los 500 (porque te apetece usar otros lúpulos) ya casi has perdido lo que has ahorrado.

Esto lo puedes replicar a otros ingredientes, levaduras, esterilizantes, etc. Al final acabarás comprando recipientes para guardar todo esto, haciendo cerveza sólo para usar los ingredientes que ya tienes, comprando un equipo nuevo para poder hacer más litros y todo tipo de tonterías que se traducen en más gasto. Y todo empezó queriendo ahorrar un 18%.

Viajes, el síndrome del “ya que estamos aquí”

Quizás donde más nos equivocamos nosotros. Vemos los vuelos tan baratos… y los compramos. Luego resulta que sólo ir y volver del aeropuerto en destino ya es más caro que los vuelos. Pero no sólo eso, el mayor problema es el “ya que estamos”. Cuando estás en cualquier sitio de viaje y piensas “ya que estamos aquí, [inserta cualquier actividad que parece que no podrás volver a hacer en la vida]”.

Ya que estamos aquí vamos a probar todos los platos locales que existen

Siempre que me pillo a mí mismo diciendo “ya que estamos aquí” me paro a pensar. ¿De verdad es lo que quiero hacer? Siempre son cosas que no teníamos planeado y suelen ser caras. Cuando fuimos a Nueva York no dijimos “Vamos a Broadway…ya que estamos aquí” porque sabíamos que iríamos. Sin embargo, cuando estábamos en la cola para comprar los tickets veíamos a grupos de turistas acercarse, titubear y acabar poniéndose a la cola porque “es una de esas cosas que tienes que hacer”.

Evitando los agujeros negros de dinero

Tuvimos que aprender por las malas… pero ahora intentamos pensar en el coste total antes de comprar. Cuando vemos un vuelo muy barato, miramos cuanto nos costaría el alojamiento, las actividades, los restaurantes, etc. Esto nos funciona porque al ver el coste completo podemos tomar mejores decisionesAún así, acabamos fallamos a veces porque se nos escapa algo que no habíamos considerado.

Además, hay muchísimos hobbies y viajes baratos que puedes disfrutar más que los caros. Nosotros estamos aprovechando para conocer sitios a los que podemos llegar en máximo 2 o 3 horas en coche.

¿Cuál es tu peor agujero negro dinero? ¿Casas?¿Coche?¿Viajes?

 

Foto: Takoradee, Mrs. Lyn.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *