Club de lectura: Designing your life

Hace unos meses me uní a un club de lectura de libros de no ficción. Soy una ávida lectora pero reconozco que para mí la lectura es gran parte del ocio por lo que leo 99,9% novela. Hasta ahora.

Desde que me uní a ese grupo de amigos todos los meses leo al menos un libro que no es novela. El primero que leímos se llama “Designing your life” y me sorprendió para bien.

En resumen, se trata de como aplicar la metodolodía “Design thinking” a nuestra propia vida.

Los autores, Bill Burnett y Dave Evans, son dos profesores que llevan años dando está clase en la universidad de Stanford y después de ver los resultados con sus alumnos han plasmado sus enseñanzas en un libro.

Lo que más me gustó:

  • está lleno de ejercicios prácticos (abajo os cuento los dos que más me impactaron)
  • te fuerza a reflexionar y sincerarte contigo mismo
  • los ejemplos, lo distinta perspectiva que aporta la metodología design thinking
  • lo aplicable que es en nuestro día a día.

Puede que te sientas más identificado con muchas cosas si estás en un momento de cambio, pero es una reflexión muy interesante en cualquier momento de tu vida. A mí me impactaron especialmente dos ejercicios, os los cuento brevemente (para no estropearos el libro si os animáis a leerlo).

Ejercicio 1. Evalúa donde estás.

El primer ejercicio se trata de entender donde estamos en nuestras vidas. Con plantillas, ejemplos y guía te pide que te evalúes en 4 dimensiones: trabajo, juego, amor, salud. Así fue mi autoevaluación:

Autoevaluacion
Mrs Lyn Dashboard

Básicamente, estoy satisfecha en amor (familia, amigos, pareja) y trabajo (me gusta mi trabajo y mis perspectivas de futuro).

En salud podría mejorar. No hago ejercicio físico de forma regular, me paso el día sentada. Y tampoco dedico el tiempo que debería a cuidar mi salud mental: me encantaría hacer más yoga, meditación, leer, aprender cosas nuevas…

Lo que más me hizo pensar es lo mal que me veo en “play”. Y es que el libro define juego como “aquello que haces por el puro placer de hacerlo y que te proporciona alegría/felicidad”. No valen cosas como: hago deporte para cuidarme, me gustan los idiomas y voy a clase de inglés. No, esta dimensión se trata de las cosas que haces sin buscarle utilidad, sino porque las disfrutas. Y me di cuenta de que es una parte de mi vida que tengo descuidada. Y muchas veces no por falta de tiempo, sino porque me parece que es “perder el tiempo”.

Takeaway 1: menos presión

Después de esta reflexión me propuse intentar mejorar mi “juego”.  Especialmente vencer la sensación de “no hice nada útil, perdí el tiempo, una tarde/fin de semana/noche tirada a la basura”. Me recuerdo que no tengo porqué sentirme culpable cuando no tengo ganas de hacer nada útil y me tiro 3 horas en el sofá leyendo mi libro de detectives (estoy enganchada a la serie de Alex Cross ahora mismo). O cuando me voy al parque a tirarme al sol, sin llevar podcast, sin pensar en nada.  Desde que Mr Lyn vive en Londres paso mucho más tiempo sola y me costó encontrar esos ratitos de “juego”, fue una especie de búsqueda interna. Y me di cuenta de que me autoimponía una presión que no debía.

Takeaway 2: ser más tolerante

En mi opinión, esta sensación tiene una componente social importante.  Si te vas de cañas o estás toda la tarde por ahí sin hacer nada con gente se acepta porque estás socializando. Pero si te tiras toda la tarde a tu aire leyendo un libro, no. Dedicarte tiempo a ti mismo o hacer cosas solos no se percibe de la misma forma en nuestra sociedad. Nunca me había pasado antes porque soy extrovertida por naturaleza y me recargo estando alrededor de gente. Pero la experiencia de vivir sola, hacer cosas sola y sentirme juzgada me abrió mucho la mente. Especialmente de cara a la gente introvertida, que disfruta estando sola  y que tiene que aguantar todo el rato comentarios como: “no tiene vida social”, “es una rara”, “no le gusta relacionarse”. Me prometí a mí misma cambiar mi actitud y no ser la típica madre pesada si tengo un hijo/a que disfruta pasando tiempo a solas.

Ejericio 2. Diseña 3 vidas potenciales y mide lo alcanzables que son

Este ejercicio me ayudó especialmente en mi camino a la independencia financiera.

Se basa en la siguiente hipótesis: No hay un solo camino hacia la felicidad, no hay una vida ideal, hay muchas opciones para ser feliz y todas pueden ser igual de buenas.

El ejercicio está como a la mitad del libro y previamente hay otros ejercicios que sirven de apoyo para este. Pero bueno, simplificando mucho la idea del ejercicio es: diseña tres vidas potenciales y evalúa lo alcanzables que son.

Vida 1. La vida que sueñas ahora, tu primera opción.

Vida 2. Que harías si la primera opción falla.

Vida 3. Que harías si el tiempo y el dinero no fueran un factor a tener en cuenta.

Después evaluabas cada una de las vidas en función de:

  • recursos a tu disposición para conseguirla
  • lo que te gusta
  • confianza de que lo puedes lograr
  • coherencia con el resto de aspectos de tu vida

En mi caso, me encantó hacer la reflexión sobre la vida 3. Porque para los que estamos en este camino la vida 3 es la vida post-IF. Y está muy bien empezar e pensar qué es lo que te gustaría hacer una vez alcanzada. No es una pregunta de respuesta sencilla, así que cuanto antes te lo empieces a plantear mejor.

Mr Lyn también leyó el libro e hizo el mismo ejercicio y no te imaginas para las horas de conversación que dio la vida 3.

Soñar es gratis. Hay que aprovechar 🙂

 

4 Comments

  1. Romano

    Genial. Los libros de autoayuda son mis favoritos. Hace un tiempo leí ’88 peldaños del éxito’ de Antxo Perez en pdf y hace poco lo he comprado en papel. Despues de padre rico padrr pobre que es mi numero 1, está este. Está dividido en 88 minicapítulos llenos de consejos y reflexiones muy prácticas y aplicables. Me encanta coger el libro de vez en cuando, abrir por una página y leer un capítulo al azar. Saludos.

    • Mrs. Lyn

      El de Padre Rico Padre Pobre fue el que escogimos este mes! Un clásico así no podía esperar más 🙂 Gracias por recomendarme “88 peldaños del éxito”, queda anotado en la lista!

  2. Hamster onFIRE

    A mí “Padre rico, padre pobre” me decepcionó bastante… buen comienzo pero luego se dedica a darle vueltas y mil vueltas a los mismos 3 conceptos.

    • Mrs. Lyn

      Si, es un libro que genera controversia pero hace pensar. Tuvimoos la sesión del club de lectura este domingo, así que me tnego que poner con mi revisión para subirla en las próximas semanas. Ya me dirás si estás de acuerdo o no con mis comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *