¿Cuánto necesitas para retirarte? La regla de 4%

Esta pregunta es tan atípica que mucha gente ni siquiera ha considerado que esa cifra existe. Durante años, la pensión pública ha sido el factor clave para la jubilación de los españoles. Básicamente, vives con lo que te toca. Si te toca más seguramente gastes más, si te toca menos, te aprietas el cinturón y vives con menos. Si hay un pequeño gap, tus hijos o familiares te echan una mano.

Esto era el saber popular hasta hace poco. Pero las cosas están cambiando.

Pregúntale a cualquier estudiante cuánto cree que será su pensión pública. No sé cómo se va a gestionar la hucha de las pensiones, pero es un hecho que no tendremos pensiones que cubran todos nuestros gastos o que nos tocará trabajar más tiempo para conseguirlas.

Este hecho hace que se abra toda una nueva realidad y que la pregunta de cuánto necesitas para retirarte cobre una importancia enorme. Como ya lo ha tenido en EE.UU durante años.

En este post hablaremos de la regla general. No es una regla que se puede aplicar exactamente a todo el mundo, pero es una buena aproximación. En futuros post cogeremos esta regla y la matizaremos, piropearemos, criticaremos, mejoraremos, etc. etc. Es una parte tan clave de la independencia financiera que saldrá muchísimas veces.

Entonces… ¿Cuánto necesitas para retirarte?

Necesitas 25 veces tus gastos anuales. Así de simple. Ahí tienes la primera aproximación de tu número de independencia financiera (número IF). Otra forma de verlo es dividir tus gastos anuales por 4%.

Es decir, si gastas 10k al año te puedes retirar si tienes 250k.

Date cuenta de que esto es coste, no ingreso. Es decir, puede que ganes 20k al año pero si sólo gastas 10k, entonces tu número es 250k.

Lo que buscamos aquí es que nuestros ahorros generen suficientes ingresos como para cubrir nuestros gastos.

Si tienes un piso que te genera 1.500 euros al mes y tu sólo gastas 1.000 te podrías retirar. Sería otra estrategia. Aquí hacemos el calculo con inversiones líquidas (que se pueden retirar en cualquier momento).

Esta regla viene de un paper llamado informalmente el “Trinity study”. En esta investigación se realizaron simulaciones con carteras durante periodos largos de tiempo para comprobar cuanto podrías sacar anualmente sin quedarte sin nada. Estas son algunas de las consideraciones más importantes del estudio:

  • Tus gastos son iguales ahora que cuando te retires.
  • La cartera (los 250k en nuestro caso) está invertida en acciones y bonos. Las acciones siguen el índice S&P500. El estudio usa diferentes pesos de estas dos componentes para ver qué hubiese funcionado mejor.
  • Sólo sacas el 4% (10k) de los 250k el primero año y luego aumentas o disminuyes con la inflación.
  • No ingresas ni un sólo euro después de jubilarte: ni sueldo, ni pensión, ni herencia… nada.

Cogiendo estas asunciones, el trinity study concluye que estas son las probabilidades de que tus ahorros no se acaben:

Probabilidad de éxito, regla del 4%
Probabilidad de que tus ahorros no se acaben en la jubilación. Depende del porcentaje de acciones en tu cartera, años de jubilación y tasa a la que sacas dinero anualmente

Es decir, sacando un 4% el primer año (y subiendo la cifra con la inflación en los siguientes años) es muy difícil que necesites dinero extra en el resto de tu vida. La probabilidad de morirte sin dinero (o debiendo dinero) es muy baja. Además, hay que tener en cuenta que esta cartera se ha testeado durante los peores momentos de la historia para los mercados. De hecho, en la mayoría de los casos la cartera que quedaría para tus herederos valdría más del doble que en el momento de la jubilación.

Muchos critican que esta regla es demasiado conservadora y muchos otros critican que es demasiado arriesgada. En mi opinión, es un ejercicio académico que sienta las bases del cálculo, pero cada caso es diferente.

Lo importante no es calcularlo lo más precisamente posible, sino acotar el error

Yo me fijo en acotar el error. De acuerdo, 4% no va a funcionar para todos pero ¿cómo de lejos puede estar mi número? Lo cierto es que sacando el 3% la cartera se hubiese mantenido en casi todos los casos si tiene más del 25% en acciones. La historia ciertamente no predice el futuro, pero nos da una idea clara de cómo de improbable es. Si pasa algo verdaderamente catastrófico el dinero dejaría de ser lo más importante: guerra nuclear, catástrofes naturales atípicas, invasión extraterrestre (?) …

No venimos en son de paz, venimos a cargarnos tu cartera

Si usamos el 3% de retirada significa que tenemos que multiplicar por 33 en lugar de 25. En nuestro ejemplo anterior el número IF sería 330k en lugar de 250k. Con esto estaríamos seguros de que nuestra cartera no se acabaría “nunca”.

 

Foto: Interdimensionalguardians

4 Comments

  1. Hamster onFIRE

    El 96% de probabilidad de éxito es una barbaridad, estoy seguro que cada vez que cojo el coche para ir al trabajo, por estadística, el riesgo es mayor.

    Por otro lado, no se tiene en cuenta la flexibilidad. Si yo me retiro mañana y la bolsa cae un 40% el año que viene (situación típica en la que la regla del 4% ha fallado en el pasado), no me quedo sin hacer NADA, retirando un 4% + inflación año tras año.

    Si tengo la mala suerte de retirarme justo antes de un crash bursátil, aparte de que reduzco gastos inmediatamente, todavía sería joven y volvería al mercado laboral. Si por lo que sea no es posible ni para mí ni para mi mujer, tengo planeado tener 10k-20K en inversiones fuera de bolsa (crowlending por ejemplo), o incluso en cash.

    Típicamente, una recesión así dura sobre los 3 años. El plan sería retirar un 2% al año y complementar el 2% restante con dinero que tengas en otras inversiones o en cash.

    Con un poco de flexibilidad y un par de redes de seguridad no hay razón por la que no debas confiar en la regla del 4%. Incluso pequeños sacrificios como no aplicarte la subida de la inflación todos los años (al menos al principio) van a inclinar la balanza a nuestro favor.

    Si queremos seguridad extra, con tan solo trabajar un par de años más, podríamos retirar un 3,5% en lugar del 4%…

    Hay mucas cosas que se pueden hacer para reducir riesgos y sobretodo hay que tener en cuenta que son los primeros años los que tenemos que estar atentos y vigilantes, luego nuestro mayor problema será que seremos los más ricos del cementerio 😉

    • Mr. Lyn

      Estoy totalmente de acuerdo. A veces nos obcecamos con querer tener la máxima seguridad y no nos damos cuenta de que estamos rodeados de incertidumbre en nuestra vida diaria. Yo creo que la flexibilidad es lo que de verdad te da el 100% de probabilidad. Como dices, el mayor riesgo está en los primeros años y es justo cuando más preparados estaríamos para volver a trabajar. El margen de seguridad es amplio si se tiene sentido común.

    • Estoy completamente de acuerdo con lo que dice el Hamster quemado. Para mí, un 6 % es muy razonable si no tienes ninguna limitación importante, por ejemplo, de salud. Y, aún así, también es suficiente, porque, el que haya llegado a ahorrar 100/6 = 16 veces su gasto anual, es capaz de ganar la chispa que necesita para compensar, si hace falta, los ingresos de las inversiones, si es que bajan un montón.

      O sea, que está más cerca de lo que parece.

      Saludos.
      Pepe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *