Empieza donde estás

Hace unos años, antes de embarcarnos en la aventura que nos dejaría con patrimonio negativo, Mrs Lyn y yo hicimos el Camino de Santiago desde O Cebreiro.

Fue una experiencia increíble en la que conocimos un montón de gente muy diferente entre sí. Una estudiante suiza que había dejado la universidad y no sabía que hacer con su vida. Una excursión de EE.UU que estaba aprendiendo español. Un ex-militar que hacía el camino para pedir que un familiar se recuperase de una enfermedad grave.

Cada uno saliendo de un sitio distinto, haciendo el Camino por algo diferente.

De hecho, hablando sobre cúal es el verdadero inicio del Camino alguien dijo que es tu propia casa. Así lo hacían los peregrinos en la Edad Media. Vivir más lejos o más cerca no era algo que elegían, lo único que podían elegir era peregrinar o no.

El Camino de la independencia financiera

Tu situación financiera ahora mismo tampoco se puede elegir. Pero no es motivo para decidir no perseguir la IF. Eso sí es algo que puedes elegir.

Muchos ponemos excusas e intentamos explicar por qué “no podemos”. ¿Has oído alguna de estas explicaciones?

  •         Vivo en un sitio caro
  •         Tengo hijos
  •         Me pilló la crisis con la casa recién comprada
  •         En mi país/industria/empresa los salarios son muy bajos
  •         No he recibido una herencia

Siempre hay alguien en mejor situación que tú. Siempre, en cualquier ámbito. De hecho, muchos de los multimillonarios que se “hicieron a sí mismos” empezaron en una posición mucho mejor que la media: Warren Buffett, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, etc.

El padre de Warren Buffett fue congresista y corredor de bolsa

La diferencia entre “no podría perseguir la IF por mi situación personal” y “perseguir la IF sería más difícil por mi situación personal” es abismal. En la primera usas la excusa para no darle más vueltas. En la segunda entiendes las dificultades pero no te limitan.

Cambio de mentalidad ¿por qué limitarnos a nosotros mismos?

Después de ponerme excusas a mi mismo sobre como otros están en mejor situación que yo, lo he entendido. La solución es empieza donde estás.

Tu situación es peor que la de mucha gente. Pero también es mejor que la de mucha otra  gente. No hay excusas para no mejorar si es lo que quieres. Es mejor sincerarse con uno mismo y pensar qué puedes hacer que está dentro de tu alcance.

Mi reflexión para encarar el 2019 es pensar qué es lo que realmente quiero y ver como puedo seguir dando pasos para conseguirlo

No llegar al destino no quiere decir que el viaje haya sido en vano

Al igual que en el Camino de Santiago, no todos llegan al destino. Pero no llegar al destino no quiere decir que hayas fracasado en absoluto.

¿Alguna vez te has limitado a ti mismo por ponerte excusas?

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *