Es importante saber que la If existe, cuanto antes mejor

Cuanto más sabes sobre las opciones que existen, mejores decisiones podrás tomar. Una de esas opciones es por supuesto la independencia financiera.

La independencia financiera es posible, pero no se alcanza “de casualidad”

Si sabes que existe la posibilidad de no tener que trabajar hasta los 60 y muchos, puedes plantearte tu carrera de otra manera. Por ejemplo, hay trabajos que puedes hacer durante unos años y salirte con suficiente dinero cómo para ser IF (expatriados en obras, consultoría, banca de inversión, etc.). Si no sabes que esta posibilidad existe, no sabrás que podría ser la mejor opción para ti.

Perspectiva de trabajar hasta los 70

Cuando empecé a trabajar no tenía ni idea de que la opción de la IF existía. Sí intuía que necesitaría trabajar más que la generación anterior, pensaba que hasta los 70 (todavía estoy a tiempo de acertar en esto). Esto impactó muchísimo la manera en la que encaré tanto mi formación como mi vida profesional.

Cuando vas a trabajar toda la vida el potencial es lo que importa. En este sentido, y pensando en trabajar tantos años, lo mejor es tomar riesgos e invertir en tu futuro.

Un ejemplo clásico son las oposiciones a notario. Llegar ahí lleva su tiempo pero luego recuperas con creces esa inversión. Siempre y cuando tu carrera sea lo suficientemente larga. Algo así cómo los médicos en EE.UU.

Si vas a trabajar toda la vida tiene sentido jugártela con startups prometedoras por ejemplo. No importa que la primera a la que te unas cierre, o incluso las 10 siguientes. Porque sólo hace falta que una explote y tú subirás con ella. Después tienes aun muchos años para usar esa experiencia y esa marca para seguir creciendo.

Sheryl Sandberg (actual COO de Facebook) cuenta en su libro Lean In que hubo un momento en que tenía varias ofertas de trabajo encima de la mesa. Hizo una tabla con varias categorías para evaluar cual era mejor para ella (se nota que venía de consultoría). La que salía al final del ranking era la de una pequeña empresa que se llamaba Google. Fue a hablar con el CEO (Eric Schmidt) y le explicó que aunque la empresa le gustaba mucho no puntuaba bien en un montón de categorías que eran importantes para ella.

La respuesta para enmarcar de Eric Shmidt:

Si te ofrecen un asiento en un cohete, no se pregunta qué asiento es. Simplemente te subes

El resto es historia. Algunos ya especulan que Sheryl Sandberg podría intentar llegar a la Casa Blanca en los próximos años. No tengo dudas de que hubiese triunfado de una u otra manera, no hay más que ver su trayectoria ya antes de esto. Pero elegir Google (y luego acertar otra vez yéndose a Facebook) han contribuido enormente a su crecimiento. Ahora son decisiones que parecen evidentes pero en aquel momento no lo eran ni mucho menos. Google fue Google, pero podía haber sido Terra. Pero tenía sentido jugársela porque si todo salía mal tendría tiempo de unirse a otra y a otra hasta acertar.

Conocer otras opciones en general

A veces nos encasillamos y pensamos que no hay otra alternativa que seguir haciendo lo que hacemos. Pero es que en realidad no sabemos que otras muchas opciones están a nuestro alcance. Cuando yo empecé a trabajar pensaba que mi carrera estaba muy definida. Pero por ejemplo no sabía si una posición en finanzas pagaría 5 veces más que la mía o la mitad. De hecho, no sabía qué se hacía en finanzas o en otros departamentos. O en otras industrias.

Hace 3 años no sabía que existía el trabajo que ahora hago en Londres.

Saber sobre otras formas de vida o puestos de trabajo hace que puedas elegir mejor lo que es bueno para tí. Mantenerse curioso y con los ojos abiertos es la única manera de conseguir esto.

También puede ser demasiado pronto

Creo que queda claro que es bueno saber cuanto antes sobre otras alternativas y sobre todo sobre la independencia financiera. Pero quiero mencionar que sí existe el “demasiado pronto”.

Hace tiempo en un podcast escuché una persona que contaba una anécdota sobre su hija de 13 años. Al parecer su hija le había dicho que quería trabajar pocos años y luego jubiliarse porque veía que nadie estaba contento en su trabajo. Él se alegraba mucho de que su hija ya estuviese en el camino de la independencia financiera.

Esto no funciona así. Una cosa es conocer la alternativa y otra meter en la cabeza a tus hijos que el trabajo es malo antes de que empiecen a trabajar. Creo que es bueno darles la oportunidad de que se ilusionen con una carrera que les guste.

Foto: Pixabay

4 Comments

  1. Hamster onFIRE

    Yo siempre he intuido que tenía que haber otra forma de hacer las cosas, por eso compré acciones a los 22 años… o me metí en dos hipotecas antes de los 30. Esas experiencias no fueron todo lo positivas que pensaba que serían pero he aprendido mucho de ellas. Además, estoy orgulloso de haberme lanzado a la piscina parar tener un futuro mejor, no solo soñar con ello.
    Descubrí los fondos indexados y la IF por accidente, y es un mensaje que me ha llegado hasta dentro porque al fin siento que tengo las respuestas que buscaba. Perseguir y conseguir la IF te hace RICO, no solo económicamente, sino también emocionalmente. Para mí eso es importante, en esta maravillosa comunidad no solo tiene importancia el diseño de una cartera de inversión (cosa fácil), sino también al diseño de una vida con propósito, consumo responsable y felicidad).
    En cuanto a nuestros hijos, tienes razón… mi hijo ya está indexado al mundo con tan solo 7 años, y sé que eso le pondrá en una situación inmejorable en el futuro, pero quiero educarle en el valor del esfuerzo y el trabajo duro.

    Como he dicho antes, la IF no es solo “dejar de trabajar cuanto antes mejor”, es la búsqueda de una vida más plena y con propósito.

  2. Mr. Lyn

    Empezar tan pronto te da una experiencia muy buena y sobre todo perder el “miedo” a la inversión cuando aun tienes mucho tiempo por delante para arreglar lo que salga mal. Lo peor que te podría haber pasado hubiese sido que esas primeras acciones fuesen como un cohete y te confiases.

    Por supuesto, totalmente de acuerdo contigo en que la IF no es sólo números sino que empieza una reflexión más grande, casi filosófica, sobre lo que quieres hacer con tu vida.

    A mí todavía me cuesta contar estas cosas a alguien que empieza a trabajar. Sé que es la mejor época para empezar a invertir pero también quiero animarlos a progresar en su carrera y no obsesionarse con la jubilación.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *