Ni jubilarse ni seguir en tu trabajo: el concepto de BaristaIF

Cuando perseguimos la independencia financiera parece que sólo hay dos estados: “necesito trabajar” o “ya no necesito trabajar”. Pero hay infinidad de matices. Dependiendo de tu situación personal podrás encontrar lo que mejor se adapte a tí.

Nosotros intentamos conocer todas las opciones posibles para entender mejor las posibilidades y tomar mejores decisiones en el futuro. Una de estas opciones es el concepto de BaristaIF. Mrs. Lyn y yo cada vez hablamos más sobre esta opción porque creemos que encajaría bastante bien con nuestros planes de futuro. A ver qué os parece.

El concepto BaristaIF

Si consigues una rentabilidad positiva, tus ahorros llegarán a tu número IF en un número finito de años. Incluso cuando no estás ahorrando nada. Siempre y cuando tampoco saques dinero de ellos.

Un número finito puede ser 1000 años, pero también puede ser 10. Todo depende de la rentabilidad y de la diferencia entre tus ahorros y tu número IF. Por lo tanto, no ahorrar no quiere decir que tu progreso hacia la IF esté parado si tus inversiones siguen revalorizándose.

Si estás relativamente cerca de tu objetivo IF y tu trabajo no te gusta puedes plantearte un cambio, buscar un trabajo de estilo de vida.

¿A qué me refiero con un trabajo de estilo de vida?

Esos trabajos que estarías dispuesto a hacer por prácticamente nada porque te parece atractivo, por ejemplo, barista.

Algunos ejemplos son trabajar en una bodega, una tienda de antigüedades, una granja, una pastelería, un taller de artesanía, un museo, un hotel, etc. Cada uno tiene los suyos así que puede que no te sientas identificado con estos y sí con otros.

Otra opción es que para ti lo importante sea tener tiempo libre. Entonces sería cambiar a un trabajo a tiempo parcial o que te permite tener unos horarios cómodos y flexibles. También puede estar relacionado con el sitio donde el trabajo está ubicado. Por ejemplo, trabajar cerca de una estación de ski si eres un apasionado de los deportes de nieve.

A cambio, aceptas un sueldo que te permite cubrir tus gastos y ahorrar muy poco o nada. De esta manera tus ahorros siguen invertidos y no necesitas retirar dinero de ellos.

Es más efectivo cuanto más cerca estés de la IF

Este cambio suele ser muy atractivo cuando faltan pocos años para llegar a la independencia financiera. Es un cambio de vida total. Un trabajo que te gusta o incluso te apasiona. Un horario más flexible, con poca presión. Tu tiempo hasta alcanzar la independencia financiera se alarga, pero tu calidad mejora muchísimo.

Es una opción más a considerar dependiendo de tus circunstancias personales.

Cuando visité la destilería de Jack Daniel’s, me llamó muchísimo la atención la energía y el entusiasmo de la guía que tuvimos.

Al terminar el tour nos contó que era de un pueblo muy cercano a la destilería. Trabajaba lejos y volvió para jubilarse. Como tenía mucho tiempo libre, siempre que alguien estaba de visita los llevaba a la destilería y les contaba ella misma la historia.

Pasado un tiempo se dio cuenta de que su sueño no era estar jubilada sino ser guía oficial de la destilería de Jack Daniel’s. Contactó con ellos y acabó consiguiendo el trabajo.

 

¿Qué te parece este concepto? ¿Te planteas hacer algo así? ¿Conoces a alguien que esté viviendo como “BaristaIF”?

4 Comments

  1. Albesti

    Eso sería estupendo y un sueño. Por ejemplo, te podrías dedicar a la política local, o al asociacionismo… pero me pregunto. Si haces cosas que te entusiasman, pero como no te hace falta el dinero aceptas cobrar poco y mal… ¿no estarías de este modo “tirando hacia abajo” de las condiciones de las personas que sí necesitan un salario y unas condiciones dignas??
    No sé si me explico. Es algo parecido a los “becarios”. Si soy empresario y tengo mano de obra barata/gratis para hacer cosas, ¿qué necesidad tengo de hacer contratos? Este verano escuchando la radio, estoy seguro de que gran parte de las voces y contenidos eran obra de chavales/as de los famosos “masters de radio” con “prácticas aseguradas” que anuncian las grandes cadenas. Por no hablar de la polémica en su día con el “Pedreroles”. Si las redacciones están año tras año llenas de becarios, ¿donde van a trabajar una vez se gradúen si los puestos están siempre cubiertos por los becarios?

    Es una reflexión solamente.
    A mí me gustaria dedicarme a la política local, sin compromisos, sin presiones… y sin el miedo de quedarme sin empleo al que volver si la cosa no sale como me gustaría.

    • Mr. Lyn

      Muy buen punto con respecto a tirar hacia abajo las condiciones, no lo había pensado. Idealmente se trata de conseguir un puesto de trabajo real y conseguirlo en las condiciones de mercado de ese trabajo. En EE.UU los carteles de “estamos contratando” están por todas partes pero es cierto que en España no es así.

      Perjudicar las condiciones de trabajo en general (como en el caso de los becarios) no me preocupa porque tendría que haber muchísimos “BaristaIF”… me extrañaría, pero quién sabe.

      En cuanto a la política, puede ser una buena manera de ser totalmente independiente. Estoy seguro que la gente valoraría que lo hagas estando “casi jubilado”. Aunque creo que no es un trabajo muy agradecido 😊

  2. Hamster onFIRE

    Encontrar un trabajo que me entusiasme no va a ser difícil, por ejemplo un proyecto personal como escribir un libro. Veo más difícil que me paguen 🙂 . Pero es verdad que últimamente contemplo la posibilidad de trabajar media jornada cuando llegue a mi número IF, al menos por un tiempo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *