Nuestro plan a largo plazo

A veces pienso un escenario hipotético que me da miedo. Llegar a la independencia financiera en 20 años y contar en casa que por fin voy a poder dedicarles todo el tiempo que se merecen. Encontrarme con mi hijo que se va a estudiar lo más lejos de casa posible y que no entiende por qué su padre, que nunca ha estado en casa, quiere ahora pasar tiempo con él. Esa sensación de haberme convertido justamente en lo que intentaba evitar simplemente por intentar jubilarme antes de lo normal.

¿Cuánto estoy dispuesto a sacrificar para llegar a la IF? 

 

Si quiero llegar para tener más tiempo libre ¿cuánto tiempo libre estoy dispuesto a sacrificar para conseguirla?

En mi caso, para llegar a la independencia financiera lo antes posible tendría que concentrarme en crecer en mi carrera durante unos 20 años. Esto implica, entre otras cosas, echar horas en el trabajo y viajar. No obstante, echar horas y viajar significa ver mucho menos a Mrs. Lyn y posiblemente a nuestros futuros hijos (son 20 años así que hay que pensar a largo plazo).

Como Mrs. Lyn y yo trabajamos los dos, este escenario es doblemente peligroso y algo que tenemos que tener muy controlado.

Nuestro plan a largo plazo

Ya explicamos que nos gusta hacer castillos en el aire. Sin embargo, sabemos que a 20 años vista es difícil no cambiar un plan porque seguro que las circunstancias cambiarán. Y nosotros mismo también.

2018-2019. Futuro inmediato

Este año está siendo un poco complicado porque nuestros trabajos están a miles de kilómetros el uno del otro. No es la primera vez que estamos separados y puede que no sea la última. Pero llevamos mejor estos periodos cuando sabemos que acabarán en una fecha concreta.

Esa fecha concreta es ahora principios de 2019. Estamos buscando posibilidades para estar juntos en España, ojalá en la misma ciudad. Aunque gestionar esto sin dañar nuestras carreras profesionales no es nada sencillo. Como siempre, hay ajustes que somos capaces de aceptar y otros que no.

Mrs. Lyn tiene este tema prácticamente solucionado y volverá España a principios de 2019. Siempre hay una pequeña probabilidad de que todo cambie, pero diría al 90% que será así.

La gran incertidumbre (como lleva pasando el último año), soy yo 🙂

Hola, me llamo Mr. Lyn pero también se me conoce como “incertidumbre”

Le estoy dando vueltas y ya estoy metido en algunos procesos de selección para volver. Aunque todavía es demasiado pronto para algunas empresas. La idea de aceptar unas condiciones económicas mucho peores para volver a España tampoco me hace ninguna ilusión. Pero mi mayor miedo es volver sin nada porque me subiría por las paredes y correría el riesgo de aceptar un trabajo que no me convence. El mayor miedo de Mrs. Lyn es que me quede en Londres, lo que me sería relativamente fácil.

Aparentar convencionales por unos años

Si conseguimos solucionar este tema y asentarnos en la misma ciudad nos gustaría quedarnos una temporada larga. En este etapa nos gustaría tener hijos y vivir una vida “convencional” por unos 10 años.

Esta idea de que ahora toca “asentarse” está haciendo que encontrar un trabajo para volver sea más complicado porque nos gustaría algo estable y donde podamos crecer profesionalemente. Y cuando buscas un trabajo para los próximos 10 años te vuelves más exigente.

Crisis de los 40 planeada

Y aquí viene la bomba. Nos gustaría mudarnos a Galicia alrededor de los 40. Somos conscientes de que todo el mundo que esté fuera de la onda de la IF nos tomará por locos.

Primero, los números. A los 40 no seremos IF. Es decir, no podríamos jubilarnos. Por lo que tendríamos que encontrar trabajos allí. Esto no es nada fácil y vamos a tener que bajar varios escalones en términos de compensación, potencial y puede que interés del trabajo en sí. Hay muchas cosas que nos gustan de Galicia pero las oportunidades profesionales definitivamente no es una de ellas.

Aquí la incertidumbre es mucho mayor pero nuestra idea inicial es ir como Barista IF. Es decir, trabajaremos para mantener nuestros gastos y ahorrar un poco. Dejando crecer nuestros ahorros sin tocarlos. Por suerte, nuestros gastos también bajarán.

Segundo, la logística de este cambio va a ser muy complicada. Mover a toda la familia  será un caos: hay que coordinar cambios de casa, colegios, trabajos… Calculamos que nuestros hijos tendrán entre 1 y 10 años. Puede ser complicado para ellos también pero creemos que tendrá beneficios a largo plazo.

Estimamos que esta etapa duraría otros 10 años.

Independencia financiera, por fin

Después de otros 10 años de BaristaIF creemos que estaríamos cerca de ser financieramente independientes.

Con los hijos ya mayores, seríamos capaces de estimar mejor cuáles serán nuestros gastos futuros y asegurarnos de que tenemos suficiente colchón para no necesitar trabajar nunca más.

Podríamos continuar con nuestros trabajos o dejarlos y dedicarnos a otras cosas que nos interesen más: leer, hacer más deporte, aprender un hobby nuevo, empezar una pequeña empresa que no requiera inversión, dar clases, colaborar con ONGs, hacer cerveza, etc. Se nos ocurren mil ideas.

¿Qué puede hacernos cambiar de planes?

Muchas cosas.

Está claro que estamos hablando a muchos años vista y no podemos pretender que todo esté atado. Problemas de salud o temas profesionales pueden hacernos descartar este plan rápidamente.

En el lado positivo, si tenemos suerte y avanzamos en nuestras carreras más de lo que planeamos puede que acortemos o nos saltemos la etapa BaristaIF.

Será muy divertido releer este artículo dentro de unos años y ver si seguimos con las mismas ideas o si hemos cambiado algo…¡o todo!

¿Qué opinas de nuestro plan?¿Tienes un plan a largo plazo? ¿Estás considerando aceptar una bajada de sueldo por un mejor estilo de vida en el futuro?

14 Comments

  1. Anónimo Primero

    Anónimo Primero al habla,
    Buenos días. Está claro que estos planes son proyectos a futuro largo plazo que seguramente no tendrán mucho que ver con la realidad. Simplemente un detalle que estoy viviendo de primera mano, y que a veces a los “papas y mamas” o futuros papas y mamas se nos olvida en el trámite de cambiar churumbeles de una comunidad autónoma a otra. Y no es otra que el segundo idioma. Imagino que el hecho de ir a Galicia es porque alguno de los dos, o los dos, sois gallegos. Desconozco si lo habláis entre vosotros, y si hacéis idea de enseñarlo a vuestros pequeñajos/as. Lo digo porque de aquí a 10-20 años no sé cómo estará el tema de la inmersión lingüística en tierras Galegas, y las dificultades que puede encontrarse un “xavalín/a” de cierta edad en un sistema de estudios en un idioma que no conoce. Y es que en este país al tema de la movilidad geográfica se le ha añadido la dificultad del idioma, que no es poco; y mas tal y como se están poniendo las cosas.
    Con mi churumbel primero iba un niño de padre militar que lo han mandado “pa la otra punta” y no veas lo jodido que lo está pasando el pobre.

    • Mr. Lyn

      Gracias por el apunte! Tienes razón, somos conscientes de que el cambio es muy complejo. No sólo idioma, sino el colegio en sí, su círculo de amigos, actividades extraescolares. Incluso mudarse a otro barrio es un lío así que esto puede ser toda una aventura.

  2. Luis C

    Yo en mi caso no hago planes tan concretos a largo plazo; simplemente dejo que la vida me lleve por su camino. Concretar ahora donde voy a vivir dentro de 10 años sólo me pondría limitaciones y renunciar a posibilidades que fueran incompatibles con ello. ¿Quién sabe? Tal vez encontréis 2 buenos trabajos digamos en Madrid o Barcelona. ¿Renunciaríais a ellos por vivir en Galicia?
    A partir del día que tengáis hijos es mejor tomarse la IF con más calma. Lo primero deberían ser los hijos que os van a necesitar en sus primeros 15 años de vida. Luego, a partir de los 16 años ya son más de ir con amigos y el tiempo que no les hayáis dedicado antes no volverá.

    Por otro lado, cosas que te guste hacer ahora tal vez dentro de 10 años ya no te hagan ganas (nos hacemos mayores y no estamos para según que trotes jejeje…), así que hacer más deporte o montar una empresa habría que empezar casi ya, no sea que nos pille con la jubilación y el único deporte que nos apetezca sea jugar a las cartas cada tarde jeje…

    Por cierto, ¿Qué criterio consideras para poder decir un día que eres IF? ¿Un capital de X acumulado? ¿Un flujo anual X de dividendos? Yo en mi caso consideraría que he llegado a la IF si consigo un flujo de dividendos igual a mi salario bruto anual.

    Un saludo.

    • Mr. Lyn

      El plan es relativamente concreto pero no porque se vaya a cumplir tal cual sino porque nos da una idea general de lo que queremos hacer. Puede que ahora tomemos más riesgos en cuanto a elegir trabajo porque sabemos que dentro de X años no los podremos tomar si queremos llevar una vida más relajada. Durante estos años lo iremos hablando y modificando esta idea inicial. Si encontramos un trabajo que nos apasiona de verdad quizás cambie mucho. Pero al ser 2 es más probable que los trabajos nos salgan a cada uno en una punta. Ya estamos “sufriendo” planeando la vuelta a España en 2019.

      El criterio que usamos es capital acumulado aunque no tenemos un número concreto. Nuestra idea sería restacar planes de pensiones primero (por las ventajas fiscales cuando no tienes otros ingresos) y luego fondos. Aunque ya veremos como quedan los impuestos cuando nos jubilemos…

        • Mr. Lyn

          Lo que sí tenemos es un rango, aunque es bastante amplio. Nuestros planes de hijos, volver a España, etc. hacen que sea un poco complicado calcularlo a día de hoy. Espero que según nos vayamos acercando lo podamos afinar más.

  3. V9

    Hola. Como dice Luis C, planes a tan largo plazo yo no puedo hacer.
    Yo hace 10 años estaba embargado y me iban a quitar la casa.
    En el 2015 falleció mi hermano con 29 años, y yo había días que trabajaba 16 horas.
    No sabemos donde estaremos dentro de 10 años, es más, no sabemos si mañana nos atropellara un coche o nos va a tocar la lotería.
    El mes próximo hará un año que.soy IF.
    Un saludo

    • Mr. Lyn

      Entiendo lo que dices, está clara que todo puede cambiar. Pero yo sí creo que merece la pena pensar en el futuro y hacer planes a largo plazo aunque sean generales. Me ayuda a sobrellevar los cambios mejor si tengo un objetivo final, aunque ese objetivo vaya cambiando.

      Dentro de un mes no sabemos qué va a pasar, pero jugamos con las probabilidades. Igual que con las inversiones. La probabilidad de que la bolsa baje el mes que viene siempre estará ahí pero seguimos invirtiendo con visión a largo plazo.

  4. Hola LyN, entonces cuando planteas tu IF, ¿con 50 años?, si vais a estar fastidiados 20 años por adelantar solo 10 años la jubilación no se si merece la pena, pues según pasan los años la salud no es la misma ni disfrutas igual las cosas de la vida. un saludo.

    • Mr. Lyn

      Hola! Haciendo muchas hipótesis pero sí, IF cerca de los 50 si hacemos la fase intermedia de BaristaIF. Si no, bastante antes. Hombre, fastidiados no queremos estar. De hecho, por eso tenemos esa fase BaristaIF, para disfrutar más de la vida en lugar de apurar para llegar a la IF antes. Un saludo!

  5. Hamster onFIRE

    La jubilación a los 50 años es toda una hazaña, no se adelanta “solo” 10 años, sino 17 (sin contar que probablemente aumenten la edad para acceder a una pensión en el futuro). 17 años en los que todavía eres activo para viajar o hacer deporte. 17 años más de libertad merecen MUCHO la pena los sacrificios, que en realidad no son tales con una mentalidad apropiada.

    Además, se jubilarán con el dinero que ellos decidan, no el que les de el estado, que previsiblemente será una pensión muy inferior a los actuales.

    Según tengo entendido, para acceder a una pensión necesitas:
    – Tener cotizados 20 años.
    – Cumplir los 67.
    – Haber cotizado 2 años en los últimos 15 años de vida laboral (es decir, hay que cotizar 2 años entre los 52-67 años).

    Según mis previsiones, alcanzaré la IF a los 52 años, por lo que en mi caso será inteligente trabajar 2 años más hasta los 54 para a los 67 poder acceder a una pensión.

    Por un lado, trabajajando 2 años extra aumentarán considerablemente mis ahorros, por otro lado tan solo 13 años después de retirame podré acceder a una pensión que aunque sea mínima, disminuirá mi riesgo y el % que necesito sacar de mis ahorros mes a mes.

    No podemos predecir el futuro pero si hacer planes que vayan cambiando con el paso de los años.

    • Mr. Lyn

      Totalmente de acuerdo. Lo que tengo claro es que la edad de jubilación será como mínimo 67 años, pero posiblemente más.

      En cuanto a la pensión que nos quedaría… seguramente sea mucho menor, pero en el peor caso será cero. Puede que trabajemos hasta los 67 y nos tengamos que jubilar con el dinero que hayamos ahorrado igualmente.

      En tu caso me parece que tiene todo el sentido trabajar esos 2 años y acceder a la pensión. Da muchísima seguridad tener un ingreso garantizado. Nosotros tendremos que ver como evoluciona todo esto para ver si podremos tener pensión pública algún día. Somos bastante pesimistas a día de hoy y por eso no contamos con ellas.

      Un saludo!
      Mr. Lyn

  6. Si pensáis en tener hijos y teniendo en cuenta que valoráis el criarlos VOSOTROS (y no los de la guardería, los del cole, las cuidadoras o los abuelos), como interpreto de la frase: “…con mi hijo que se va a estudiar lo más lejos de casa posible y que no entiende por qué su padre, que nunca ha estado en casa, quiere ahora pasar tiempo con él.”, mi sugerencia es ahorrar a partir de YA lo todo lo que podáis y, cuando tengáis hijos, aunque aún no tengáis perras suficientes para no trabajar ambos, sí modificar en lo posible las fuentes de ingresos, de forma que de verdad podáis pasar tiempo con ellos, mientras son pequeños y no (como dices tú) cuando cumplan 18 o 20 años y, entonces, les hagáis mucha menos falta).
    Eso es lo que estamos haciendo nosotros, aunque no desde que nació Pepita, sino desde unos años después, una vez que nos dimos cuenta de que el criar a un hijo es responsabilidad de los padres (que, aunque parezca obvio, no es fácil darse cuenta, ya que casi nadie lo hace) y, la verdad, nos va de maravilla. Si no lo hiciéramos así, ganaríamos mucho más (ya que Pepa no está trabajando, es decir, entraría el doble de dinero en la casa), pero el día a día de Pepita, desde luego, no sería el mismo.
    Otra opción, tenedla en cuenta, por favor, porque también es una que muy poca gente considera, es no tener hijos. No es obligatorio tenerlos, sin embargo, muchísima gente simplemente, cuando va llegando la mujer a los 30, ya dice… “Bueno, ¡tendremos que tener!”, pero no es verdad. Desde luego, para tenerlos y no cuidarlos, mucho mejor es no tenerlos, que no pasa nada.

    Saludos.
    Pepe.

    • Mr. Lyn

      Gracias por el comentario Pepe!

      Desde luego que estamos concienciados con ahorrar. Este año es relativamente fácil pero el año que viene con sueldos menores y la boda nos va a costar más. También vamos dando pequeños pasos para encontrar trabajos (o modificar los que ya tenemos) que sean flexibles y que tengan buenas políticas de maternidad/paternidad. Tendremos que encontrar el balance.

      Nosotros estamos convencidos de que queremos tener hijos, de hecho llevamos años pensándolo, antes incluso que la boda. A estas decisiones importantes les damos mil vueltas, quizás demasiadas a veces.

      Un saludo!
      Mr. Lyn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *