Por qué nuestra boda no será el día más importante de mi vida

Desde que anunciamos que nos casamos a familiares y amigos hay ciertas frases que escucho hasta la saciedad.

“Es el día más importante de tu vida” , “Es el primer día del resto de tu vida”, “Es tú día, te lo mereces, pide lo que quieras”.

Toda esa presión por el”gran día” me está cansando. ¿Ya tenéis el sitio? ¿Qué te vas a poner? ¿Donde vais de luna de miel?

Sinceramente, espero que el día de nuestra boda no sea el día más importante de nuestras vidas. Espero que sea un día bonito, especial. Una celebración en familia que recordaremos con mucho cariño. Pero no el mejor día de mi vida. 

Entiendo de donde vienen esas frases. Entiendo que para la generación de mis abuelos, e incluso de mis padres,  casarte conllevaba un cambio muy grande en tu vida. Era salir del nido familiar (posiblemente nunca antes habías vivido solo/a) y formar tu propio hogar. Era mudarse con una persona a la que seguramente no conocías a fondo. Eran todos esos temores y cuchicheos respecto a la noche de bodas. Era una luna de miel que te llevaría lo más lejos que habías ido nunca. 

La sociedad evolucionó mucho. Es hora de que los estereotipos sobre el día de tu boda lo hagan también. 

Todo eso ya no aplica a mi generación. Nuestra boda será una fiesta, una celebración, pero no supondrá un cambio en nuestras vidas. Llevamos más de 5 años viviendo juntos, llevando la vida que llevaríamos si estuviésemos casados. No nos vamos de luna de miel, nos vamos de viaje con amigos a la boda de otra amiga.

A nosotros nos apetece celebrar, por eso decidimos casarnos. Pero no nos sentimos identificados con muchas de las tradiciones y costumbres alrededor de una boda. Especialmente cuando muchas de ellas conllevan un gasto ridículo porque “es el día más importante de tu vida” y hay que demostrarlo. 

Estamos intentando casarnos a nuestra manera, una celebración sencilla con la familia más cercana. Pero normas sociales y convenciones familiares se interponen constantemente. Seguiremos insistiendo, porque al final “los que nos casamos somos nosotros”. Confiamos en salir victoriosos, pero alguna batalla perderemos 😅 Os iré contando como acaba la cosa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *