Punto de partida: mes 0

Punto de partida: estado de nuestras finanzas al empezar el camino

La idea detrás de este blog es ir compartiendo nuestro camino hacia la independencia financiera, y para entender el camino es importante saber cómo somos y de dónde venimos.  Así que este es un breve resumen de nuestro punto de partida.

Perfil inversor inexistente, ahorradores conservadores

Hasta el 2018 nos definiríamos como una pareja ahorradora con muchos sueños. Yo no sabía lo que eran los fondos de inversión ni tenía nadie alrededor que me introdujera en ese mundo (Mr Lyn dice que él lo intentó y no le hice ni caso, pero yo juro que no recuerdo hablar de eso). Ahorrábamos todos los meses pero nunca nos planteamos que había mejores cosas que hacer con nuestros ahorros que tenerlos en la cuenta corriente. Bastante contrarios al riesgo, no habíamos pedido un préstamo en nuestra vida y solo gastábamos cuando teníamos dinero (y en general con mesura).

El 2015 nos embarcamos en la mayor aventura de nuestra vida (hasta ahora): hacer un MBA. Eso conllevó pedir un préstamo cada uno para gastos de matrícula y usar nuestros ahorros para los gastos de vida mientras hacíamos el máster. Era un salto al vacío como nunca habíamos hecho antes.

Saltamos pero con protecciones, o por lo menos esas que te da el excel. Antes de lanzarnos hicimos muchos números, proyecciones de gastos durante el máster y de ingresos al reincorporarnos al mercado laboral, incluyendo escenarios para pagar los préstamos según los salarios que consiguiésemos.

2017: acabar el máster y volver al mundo laboral

Nos graduamos en la primera mitad del 2017 con un préstamo cada uno y 5.000 euros en la cuenta. Yo conseguí un trabajo con buenas condiciones en Madrid y Mr Lyn se lanzó a un camino menos convencional intentando emprender.

Empezamos a registrar/medir nuestras finanzas en verano de 2017, entraba solo un sueldo en casa y queríamos tener controlado cuánto dinero entraba, cuanto salía y hasta cuando podíamos aguantar así.

Durante la segunda mitad 2017 llevamos una vida normal, asegurándonos de pagar el préstamo todos los meses, intentando ahorrar y controlando los gastos. Mr Lyn ya de aquella revisaba en que se nos iba el dinero, analizaba y me decía que había que recortar aquí y allá. Pero yo acababa de empezar a trabajar, tenía unas buenas condiciones, y aunque no quería vivir a lo loco tampoco quería oír hablar de contar cada céntimo. Quería disfrutar de mi recién adquirida seguridad financiera después de dos años sin ingresos viendo mis ahorros esfumarse ante mis ojos.

Seguíamos sin invertir nuestros ahorros sino que los acumulábamos en la cuenta, teníamos por primera vez un préstamo cada uno y nuestra principal preocupación era ser capaz de pagar las cuotas y vivir tranquilos con un buen colchón.

Estos fueron los resultados:

Para la tasa de ahorro es importante mencionar que mi salario es igual todos los meses, tengo 16 pagas y bonos por resultados que hacen que varíe considerablemente de un mes a otro, lo que explica (aunque solo parcialmente) los saltos en la tasa de ahorro.

Si nos paramos a mirar los gastos, vemos que como la mayoría en lo que más gastamos es en hogar (alquiler, luz, agua, comida, etc), seguido por viajes y pago de las cuotas del préstamo.

2018: los dos trabajando

En 2018 hubo un cambio sustancial: Mr lyn empezó a trabajar en enero en Londres. Eso alivió un poco nuestras finanzas y mejoró algo la tasa de ahorro, aunque ahora manteníamos dos casas el resultado seguía siendo positivo así que teníamos mayor capacidad de ahorro.

Aunque como verás en las tasas mensuales, todavía nos faltaba un enfoque consistente a nuestras finanzas y cada mes era totalmente distinto al anterior.


Durante el primer trimestre del 2018 hicimos un esfuerzo en reducir nuestra deuda, y con los ahorros del año anterior y los de este año en marzo yo cancelé mi préstamo. El resto se nos fue en dos grandes viajes de bodas de amigos del máster y en viajes Londres-Madrid para vernos los fines de semana.

Y aquí nos encontramos ahora. Abril de 2018 es nuestro punto 0 en el camino hacia la independencia financiera. Estamos ilusionados y emocionados por las oportunidades que este cambio va a traer, y seguiré fielmente reportando como vamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *