“Si fuera por necesidad…”

Sigo con temas que salieron durante las vacaciones en casa, creo que este blog y formar parte de esta comunidad me está volviendo más crítica y reflexiva.

Breve contexto. Durante las vacaciones estuvimos viendo un piso que tienen mis padres como desván (lleva 20 años deshabitado) y que Mr Lyn y yo nos estamos planteando arreglar.

Hablando con la familia sobre nuestras ideas para el piso me di cuenta una vez más de lo difícil que me resulta hablar de estas cosas en casa.

El dinero como tema tabú

Cuando intento preguntar, ¿la instalación eléctrica qué supone? ¿tirar esa pared cuánto es? me responden con “eso no supone nada”, “eso da igual porque hay que hacerlo de todas maneras”, “tú por eso no te preocupes”.  Puede que yo esté especialmente preocupada por cuánto va a salir la obra, no lo niego. Pero nunca estuve involucrada en una reforma de una casa, no tengo ni idea de lo que cuestan las cosas y me gustaría tener una estimación.

Por ejemplo, a lo mejor me gustan dos posibles diseños de habitación, que en mi mente son casi iguales, pero resulta que por temas técnicos uno cuesta el doble que otro. O las paredes se pueden hacer con dos materiales y la diferencia de precio es significativa. Puede que también lo sea la diferencia de calidad y que no compense (o sí), pero si no tengo la información resulta difícil tomar una decisión informada… 

Dinero y familia

Aunque la gente no lo reconozca abiertamente, el dinero es claramente un factor en la mayoría de nuestras decisiones diarias. Y sería mucho más fácil que fuera parte de la conversación. Supongo que este blog me está mal acostumbrando a estar cómoda con decir todos los números y y hablar sin tapujos. Y me frustra no poder hablar directamente de dinero con la familia ni con el contratista.

Pensarás “los contratistas sí que dan presupuesto.  Busca un buen profesional y tendrás un presupuesto en mano antes de decidir.”

Tienes toda la razón, con una excepción: Si le pides a mi padre que te recomiende albañil y te dice “ya me encargo yo”. Ahí se acabó la conversación sobre el presupuesto.

Como sabrás si lees este blog, actualmente ni Mr Lyn ni yo estamos en España, así que estamos delegando la parte inicial de la obra en nuestros padres. El piso es un ático y se va a arreglar el tejado del edificio así que queremos aprovechar para poner ventanas tragaluz. Nos fiamos de su elección de profesionales y no queremos interferir porque nos están haciendo un favor.

Así que como consecuencia a día de hoy no tenemos ni idea de cuánto saldría la obra porque parece que está feo estar todo el rato preguntando por el precio de las cosas.

¿Es mejor no saber? Claro que no, nos vuelve locos no tener un presupuesto claro. Pero es un riesgo que estamos dispuestos a correr por el bien familiar 🙂

La falta de perspectiva de inversión

Para nosotros la decisión es meter dinero en fondos vs meterlo en el piso.

Nosotros lo vemos como una inversión, que sólo haremos si podemos rentabilizar. Seguiremos viviendo en Madrid durante los próximos años así que nuestra idea es alquilar el piso a través de Airbnb o plataformas parecidas y recuperar la inversión poco a poco.

Pues lo que para nosotros es un razonamiento lógico, cuando lo expuse en casa no estaba tan claro. La frase más lapidaria fue “si fuera por necesidad…” implicando que el dinero no nos hace falta así que no seamos cutres y arriesguemos a que nos estropeen el piso por cuatro duros.

En líneas generales pasamos de esos comentarios, pero en este caso como el piso es de mis padres nos parece importante que estén de acuerdo con nuestra idea.

Así que estas navidades nos espera una conversación seria sobre la inversión y el posterior uso del piso antes de decidir si nos metemos o no a arreglarlo.

8 Comments

  1. RA

    Dios mío, como me recuerdas “a mi y a mi mujer contra el mundo”!

    Otra opción sería plantearles vender el ático, aunque supongo que eso ya lo tienes contemplado/descartado, pero en vistas de los problemas que presentas, estos serán los primeros. Luego vendrán derramas, problemas con los inquilinos, etc.

    Yo una vez tuve que hacerme 100Kmts para ir a destaparle el fregadero al inquilino que me gritaba por teléfono, cuando llegué lo tenía lleno de arroz.

    En mi entorno, mas allá de mi mujer (mis hijos son aún pequeños), nadie entiende muy bien lo que hago, supongo que muchos piensan que perderé todo en cualquier momento, y que estoy jugando a la lotería. No asimilan el concepto “patrimonio familiar”, y en como una utopía juntar un par de cientos de miles para conseguir rentas, y por mas que les hable del interés compuesto, parecen no querer aceptarlo porque nunca lo vieron.

    Si te fijas, es lo mismo que el gordo que sabe que tiene que dejar de comer y sigue comiendo, el que fuma y es consciente que se esta matando pero sigue en sus trece, o el alcohólico que no puede parar de beber, etc. Cualquiera que gana 100 y gasta 120 sabe que se esta enterrando. Todos saben que se están haciendo daño, pero siguen. Esto es mas de lo mismo, conseguir hábitos saludables y darle para delante, aunque si no es algo que te enseñaron de pequeño, es difícil de aprender de mayores. Es eso de “Perro viejo, no aprende trucos nuevos”

    Yo comienzo a pensar que no vale la pena gastar tanta energía discutiendo con gente que no quiere entender ya que no cambias nada y te pones en contra de todo el mundo, y por el contrario, usar esa energía en educar bien a los hijos que son en definitiva quienes deberán continuar con nuestro legado

    • Mrs. Lyn

      Hola RA, bienvenido y gracias por tu comentario!
      Lo de vender ni lo planteo, en parte porque a ellos no les gustaría (y el piso es suyo) y en parte porque a nosotros también nos interesa tener algo en Galicia por si algún día volvemos.
      Respecto al tema de lo que pienses los demás, realmente a mi lo que me da más pena/rabia es que nuestros padres no lo entiendan. Ya paso de otros familiares más lejanos o amigos, pero si que nos gustaría que nuestros padres nos entendieran porque su opinión nos importa. Y no es que en nuestras respectivas casas se gaste más de lo que entra ni mucho menos, simplemente los ahorros se tienen en el banco y listo. Lo que falta es la perspectiva de inversión porque les parece muy arriesgado. Yo no pierdo la esperanza, a lo mejor con el tiempo… 🙂

  2. Luis C

    Buenas,

    supongo que tus padres tampoco serán derrochadores y sabrán gastar lo que consideren que valga la pena, y más si han tenido que hacer reformas anteriormente. Casi nunca el precio es lo único y a veces lo barato puede salir caro, porque acabas teniendo que volverlo a hacer o a comprar.

    Yo asumiría mi ignorancia y les dejaría hacer. Así te evitas también discusiones familiares y ellos se sentirán más útiles ayudándote.

    Respecto a alquilar la vivienda para conseguir un flujo de efectivo mensual vía rentas me parece una idea estupenda, pero claro, hay que ver a nombre de quién está el piso y si le interesa alquilarlo porque si es de tu padre y no lo quiere alquilar mal va la cosa. De cara a Hacienda habría que tener claro como va la cosa, si los rendimientos del alquiler los cobra tu padre o te da el usufructo…

    No sé mucho del tema, la verdad, pero para que esté imporductivo yo lo alquilaría hasta que os mudéis a él. Pero en definitiva lo importante es hablar de todas las cosas con calma, viendo los pros y los contras y que todos estéis contentos con lo que acordéis.

    Un saludo.

    • Mrs. Lyn

      100% de acuerdo, por eso les dejamos decidir que albañil contratar, que fontanero, que electricista etc… lo único que nos gustaría saber es cuanto va a costar pero lo iremos viendo a medida que avance la obra supongo.

      Gracias por sacar el tema de Hacienda, la verdad es que ni lo había pensado (aún estamos más en decidir si meternos a fondo o no), pero lo empezaremos a mirar y lo incorporaremos a la conversación de Navidad 🙂

  3. Luis C

    Buscando por Google he visto varias páginas de simuladores de presupuestos online por si os queréis hacer una idea aproximada,

    http://casavivaobras.es/simulacion-obras
    https://www.consolidacionesycontratas.com/presupuesto-express/

    pero suele pasar que cuando te enfrascas en una obra “ya que estamos, arreglamos eso otro también, que sinó no pega o habrá que hacer otra obra más adelante”, así que ya podéis imaginar que será más de lo indicado.

    Un saludo.

  4. Hamster onFIRE

    Es cierto que la rentabilidad probablemente sea mayor en un fondo a largo plazo. Por otro lado, “solo” vais a pagar la reforma, no el valor total del piso (si he entendido bien).

    Es bueno tener un ingreso pasivo fuera de la bolsa, eso es diversificar, aunque trae otra serie de problemas. En mi caso, llevo 10 años alquilando segunda vivienda en Galicia y he tenido de todo. Llevo 2 años con una buena inquilina pero quiero vender. Tampoco es fácil solucionar problemas a 800KM, por lo que tengo una agencia de confianza que se ocupa.

    En vuestro caso, creo que tiene sentido pensando sobretodo en el largo plazo y que tenéis intenciones de vivir allí en el futuro.

    • Mrs. Lyn

      Como tú bien dices, para nosotros Galicia tiene otras connotaciones porque tenemos familia cerca y es donde nos vemos a largo plazo así que aunque le queramos sacar rendimiento no lo analizamos puramente en términos económicos.
      La verdad es que el tema inmobiliario como forma de diversificar la inversión es algo que cada vez nos planteamos más pero nos da mucho respeto porque no lo conocemos. Cómo es tu experiencia con tener un gestor de la propiedad? Por ejemplo nos planteamos si en Madrid deberíamos seguir de alquiler o intentar comprar y alquilar en un futuro, con lo que estaríamos en un caso como el tuyo de alquiler a distancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *