Si tengo el dinero, ¿debería cancelar mi préstamo?

Esta pregunta nos la hicimos Mr lyn y yo recientemente. Y para responderla hay que tener en cuenta dos factores: los números y las emociones. Es importante también el peso que cada factor tiene en nosotros. Vamos a analizarlos paso a paso.

Los números.

Hay que pensar en coste de oportunidad. ¿Puedo invertir mi dinero en otro sitio que me dé más rentabilidad de la que me cuesta mi préstamo? Es un caso bastante probable porque desde la crisis los intereses están muy bajos y se consiguen préstamos muy baratos.

Veámoslo con un caso práctico. Sonia tiene todos los meses 500€ después de gastos básicos (casa, facturas, alimentación, préstamos etc). Ese dinero puede ahorrarlo, gastarlo en ocio, viajes etc.

Por otro lado, tiene un préstamo a 3 años en el que paga 400€ al mes con un 3% de interés.

¿Debería ir acumulando esos 500€ todos los meses hasta tener suficientemente para cancelar el préstamo?

La pregunta clave es, ¿podría invertir ese dinero en algún sitio que me dé más del 3% de interés? Y la respuesta es sí: podrías invertirlo en un Fondos Índice como el Vanguard S&P 500, que tiene una rentabilidad anualizada a 10 años del 11%. Detalles aquí.

http://www.morningstar.es/es/funds/snapshot/snapshot.aspx?id=F0GBR04G0F&tab=1

Dicho esto, si María no considera como alternativa invertir el dinero en un vehículo de alta rentabilidad (y también alto riesgo), lo mejor que puede hacer es ahorrar y cancelar el préstamo cuanto antes.

Los préstamos tienen un coste. Si podemos evitar pagar intereses, tasas, seguro de vida, etc, mucho mejor 😊 Tener el dinero en una cuenta corriente o en un depósito a plazo fijo no te va a dar prácticamente rentabilidad así que para tenerlo en una cuenta de esas “por si acaso”, gastarlo en unas vacaciones o comprarte un coche nuevo por supuesto creo que es mejor cancelar el préstamo.

Las emociones

Los números pueden dirigirte hacia un camino, pero hay que entender qué tipo de riesgo estas dispuesto a asumir y como te pesa tener una carga financiera como un préstamo a nivel personal.

Por ejemplo, yo estoy dispuesta a asumir riesgos en mi estrategia de inversión. Tengo mis ahorros invertidos en fondos índice, en los que soy consciente que igual que pueden subir pueden bajar. Pero yo estoy en el juego a largo plazo y creo que tengo la fortaleza mental para dejarlos ahí mientras pierden valor y esperar a que recuperen.

Sin embargo, no me gusta tener préstamos. Tengo un trabajo fijo y sé que podría pagar mi préstamo en cómodos plazos a bajo interés, e invertir el resto en fondos índice donde obtendré más rentabilidad a largo plazo. Pero no vivo igual de tranquila sabiendo que tengo una obligación financiera (en la que encima mi madre me tuvo que avalar), así que tan pronto empecé a trabajar me dediqué a ahorrar al máximo hasta poder cancelar mi préstamo. Y ahora, con esa tranquilidad, invierto todos los meses mis ahorros en mi cartera.

Por otro lado, Mr Lyn es fiel a los números. Tiene un préstamo como el mío a bajo interés (2%+Euribor) y no tiene intención de cancelarlo. Mr Lyn ve claramente que su dinero rinde más en otro sitio. A él le compensa pagar los intereses antes que dejar de invertir para ahorrar durante unos meses y poder cancelar el préstamo. Le quedan todavía 4 años de préstamo y yo estoy intentando convencerlo para pagarlo antes (porque como dije, no me gusta tener deuda jeje), pero de momento no lo conseguí.

Y tú, ¿eres de los que cancelas cuanto antes mejor o prefieres pagar poco a poco y tener mejor flujo de dinero?

4 Comments

  1. Hamster onFIRE

    Cuando estalló la crisis, los intereses subieron al máximo. Estaba pagando sobre el 5% mi hipoteca. Mucha gente perdió su vivienda por no poder atender los pagos. Ante una perspectiva muy muy desfavorable de empleo, utilicé ahorros para amortizar y bajar cuota mensual.

    Todo depende de la situación de cada uno. Si tienes miedo a perder tu empleo a corto plazo, cancela deudas si tienes el dinero. Si te ves seguro en tu empleo a medio plazo, mantén la deuda mientras los intereses estén bajos e invierte tus ahorros.

    El mismo préstamo lo tengo ahora al 0,31% de interés (EURIBOR + 0,50), ni loco amortizo.

    • Mrs. Lyn

      Totalmente cierto, es una decisión muy personal. Y el factor que tu comentas, la seguridad laboral, juega un papel super importante.

      Aun así para mi el factor psicológico pesa muchísimo, si puedo evitarlo (entiendo que la hipoteca no podré) intentaré no pedir préstamos. Sin embargo
      Mr Lyn dice como tu, con el préstamo que tiene a un interés bajo no quiere amortizar sino invertir.

  2. V9

    Bueno, todo depende de los.factores que has enumerado. Si tienes un préstamo hipotecario al 0.7% muy mal tiene que estar la cosa para que no consigas más rentabilidad otra parte. Ya si es un préstamo al consumo del 5 -6 % ahí si que haría lo posible para poder amortizar lo antes posible.
    También está el factor sicológico. Yo he vivido el que te quieran embargar, y pagar un 6% por la.hipoteca. pagar cerca de 2000 euros y estar en economía de guerra, así que préstamos no gracias. Si tengo dinero lo compro y si no, ya se comprará.
    El año pasado (esto ya es.más personal) falleció mi madre, y en octubre cobramos la herencia. Con lo que nos dejó, tengo más que de sobra para pagar todas las deudas. Pero no lo he hecho. Prefiero invertir y sacar más rentabilidad.
    También en recuerdo a mis momentos negros con los préstamos, todos los meses amortizado algo, no vaya a ser que vuelvan las vacas flacas y no tenga quién me ayude.
    Un saludo

    • Mrs. Lyn

      Tal cual, es una combinación de tu situación personal, el mercado y con lo que tu estés cómodo a nivel mental. Yo si puedo evitar pedir préstamos al consumo lo haré, seguiré la regla que tu dices: si no tengo el dinero no lo compro. Excepto para la hipoteca que no me quedará otra jeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *