Startup, corporación o trabajador independiente

En “Nuestro plan a largo plazo” comentamos que los dos queríamos volver a España en 2019. Pues bien, por fin me he decidido y abandonaré Londres. Estamos encantados de que nos haya salido “bien” esta jugada.

Esta decisión no ha sido fácil para mí. Tenía claro que no quería montar algo así que mis mejores opciones eran básicamente tres:

 

  • Trabajar en una corporación. Tuve una oferta para volver a Madrid en una empresa grande. Las condiciones eran suficientes para vivir pero veía el crecimiento muy limitado. Era un trabajo fácil (si sabes Excel eres el rey del mambo ahí) y cómodo pero también aburrido. Una opción muy estable y tranquila.

 

  • Seguir cogiendo proyectos de consultoría. Supondría viajar mucho porque los proyectos bien pagados a los que podría acceder están básicamente en Londres, Dubai, Singapur, etc. La única manera de hacerlo funcionar sería coger proyectos de manera intermitente para poder estar más tiempo en España. Es totalmente factible porque las tasas que puedo cobrar en estas ciudades son suficientemente elevadas como para poder no trabajar más del 50% del año si vivo en España.

 

  • Formar parte de una startup. No tengo ninguna experiencia en este mundo pero sí tengo curiosidad. El riesgo es el más grande. Es una apuesta por el producto, el equipo y el mercado. Hay muchas cosas que pueden salir mal. Por otro lado, el potencial de crecimiento también es muy grande. En una empresa que se multiplica por dos cada año está claro que hay muchas más oportunidades que en una empresa que crece al 2%.

 

¿Y qué he decidido? Me voy a la startup.

 

¿Por qué he elegido la startup?

Estoy llevándome la bajada de salario más grande de mi vida, más de 50%. Pero creo que es una empresa muy prometedora y una buena oportunidad. Es decir, espero que esa “inversión” en bajarme el salario ahora acabe siendo rentable en los próximos cinco años (todavía elijo largo plazo pero cada vez me cuesta más 😃).

Estoy en un momento idóneo para hacer esto. Entrando en 2019 nuestro patrimonio está en positivo, al contrario que en 2018. Además Mrs. Lyn podría mantenernos a los dos si las cosas se tuercen, no tenemos hijos todavía por lo que puedo sacrificar más tiempo y concentrarme más en mi trabajo. Estamos muy lejos de la IF y si todo sale mal todavía estoy a tiempo de coger un trabajo aburrido y estable que nos devuelva al camino.

¿Por qué no consultoría?

Lo que me ha hecho descartarlo es la inestabilidad, en todos los sentidos. Sobre todo no saber cuando un proyecto va a venir ni donde. Muchos proyectos salen porque la empresa necesita a alguien que resuelva un tema concreto, y se necesita para ya.

Además muchos de los proyectos los tendría que hacer fuera de España y no es lo que quiero ahora mismo. La mayoría de mi vida profesional ha sido fuera y creo que es un buen momento personal para volver.

¿Por qué no la corporación?

Estando como consultor participaba de cerca en los proyectos con más impacto que se llevaban a cabo en la compañía. Estos proyecto eran de máxima prioridad y aún así se ejecutaban muy lentamente. Cuando hay una cultura instaurada en la que “todo puede esperar” me resulta muy difícil no frustrarme. Además del politiqueo interno entre departamentos, que complica todo mucho.

Creo que el aburrimiento me haría cambiar en relativamente poco tiempo. Dentro de unos pocos años nos gustaría empezar una familia así que cambiar de la corporación a una startup será más difícil cuanto más tarde en hacerlo. Creo que es ahora el momento de asumir un poco más de riesgo y dedicarle más tiempo a mi vida profesional.

¿Qué voy a echar de menos de las grandes empresas?

Estando acostumbrado a trabajar en corporaciones, estas son algunas cosas que creo que echaré de menos:

🔧 Los departamentos de soporte: se te estropea el pc, llamas a IT. No funciona un programa, llamas a IT. Te hace falta otra silla, llamas a compras. Tienes una duda con una normativa, llamas a legal. A veces me preguntaba si es sostenible tener a toda este gente dando soporte. Para una corporación desde luego que sí, para una startup desde luego que no.

🏰 La estabilidad: hay un 90% de probabilidades de que sigas creciendo poco a poco y que no te echen nunca. Pequeñas revisiones de salario anualmente casi aseguradas.

⏲️ El horario: nunca es algo que me haya preocupado hasta ahora pero la verdad es que en Londres he tenido un horario muy cómodo que ya no tendré y fue fácil acostumbrarse 😃

 

No se puede tener todo. Tengo curiosidad sobre cómo saldrá esta experiencia el año que viene. Espero no arrepentirme.

4 Comments

  1. Hamster onFIRE

    Mucha suerte con ese proyecto. Es un gran riesgo pero como dices, es el momento adecuado: Eres joven, tienes ilusión y aún no eres padre 🙂

    Siempre puedes volver al mundo corporativo si las cosas no salen como esperas.

    -Saludos.

  2. Hola Mr.Lyn,

    Mucha suerte con tu nueva aventura. Yo hubiese elegido la gran empresa. Como dices a nada que sabes excel (Si ya programas macros o PowerPivot la gente se asombra) eres el rey del mambo, puedes automatizar mucho el trabajo y quitarte de problemas.
    ¿Más aburrido? Si, pero más seguro, ya me busco yo los hobbies o aprovecho el tiempo en el trabajo para por ejemplo aprender otro idioma.

    Conozco el mundo start up por un amigo. Muchas muchas horas y no sabes si saldra bien o mal.
    Como dices, siempre hay tiempo para volver de nuevo a esta opcion =)

    Un abrazo

    • Mr. Lyn

      Hola,

      ¡Claro! Cada uno tenemos que encontrar nuestro camino, es un tema muy personal. Igual que yo quiero volver a España y tú casi te acabas de mudar al extranjero 🙂 Bueno, ya llevas más de medio año ¿no? ¡Qué rápido para el tiempo!

      Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *