¿Tengo razón? El sesgo retrospectivo

Como comenté en un artículo anterior sobre tener razón, a veces lo importante no es tenerla o no tenerla si no cómo saber que se tiene.

Una de las claves para esto es saber en qué trampas caemos y que nos hacen creer qeu tenemos razón cuando no es así. Estas trampas, se conocen como sesgos. Y uno de los más comunes es el sesgo retrospectivo.

El sesgo restrospectivo ocurre cuando miramos hacia atrás en el tiempo y creemos que los eventos que ocurrieron eran más predecibles de lo que en realidad eran cuando se tomó una decisión. Este sesgo es el que hace que digamos “¡lo sabía!” más frecuentemente de lo que deberíamos.

El sesgo retrospectivo en la inversión

A día de hoy no invertimos en acciones pero sí miramos la economía y tenemos opiniones sobre lo que va a pasar. Sabemos que estas opiniones tienen un bajo porcentaje de cumplirse (como cualquier predicción en los mercados, seas o no un “gurú”) y por eso no las usamos. Pero voy a poner un ejemplo simple donde yo personalmente me hubiese equivocado por completo: Apple.

Nunca fui muy fan de Apple y sus productos. Pero sé que tienen una legión de fans incondicionales. Esto es bueno porque hace que sus productos se vendan y su marca sea fuerte pero también suele hacer que la compañía esté sobrevalorada (los inversores también tienen un sesgo hacia marcas potentes).

Cuando Warren Buffet entró en Apple no puedo decir que me extrañase ya que cumple muchos de sus requisitos. Pero sí me llamó la atención cuando en una entrevista en agosto del año pasado dio bastante bombo a la compalía de Tim Cook. Aunque lo hizo “a su manera”: diciendo que quería comprar más y casi diciendo que ojalá bajase más para poder comprarla más barato. Obviamente se refería a que bajase sin una razón, al contrario de lo que está sucediendo a día de hoy, donde hay motivos claros para la bajada de la cotización.

Y es que Apple se ha visto, entre otras cosas, en el medio de un conflicto geopolítico. Tim Cook no es el mayor fan de Donald Trump pero a China eso le da igual. Es una compañía insignia americana que compite con compañías insignia chinas como Huawei. El aumento de la tensión entre ambos países y del propio CEO de Apple con el presidente americano hace que esté en una situación delicada. Especialmente después de que la CFO de Huawei fuese detenida en Canadá, acusada de violar las sanciones a Irán.

Como nota, la correlación de Berkshire Hathaway con el SP500 es muy alta. Hace tiempo escuché a un inversor decir “Buffet aprovecha el miedo de los demás para seguir apostando a la economía de EE.UU, lo lleva haciendo casi desde el principio”.

¿Cómo protegernos?

La única recomendación medianamente aplicable que he visto al respecto es la de Jon Scott Armstrong en “Principles of Forecasting”. Dice que la mejor manera es apuntar nuestras predicciones detalladamente y mirarlas después del evento. Sólo así seremos capaces de ver cómo de equivocados estábamos cuando aún no teníamos la información de lo que pasó después.

Aplicado a la inversión, creo que lo mejor es tener apuntado los motivos concretos por los que invertimos en algo. Me da que será una gran cura de humildad revisar estos motivos después de uno o dos años (ya no digamos 5 años…)

¿Guardas un documento con las razones por las que inviertes en algo?

6 Comments

  1. Hamster onFIRE

    No hago predicciones porque en el pasado me he equivocado en el 90%. Por ejemplo, “la vivienda siempre sube” o recuerdo comentar con amigos que los teléfonos táctiles eran “una moda pasajera”…

    Por eso creo firmemente que los fondos indexados son los productos perfectos PARA MI: Ahorra + invierte +espera.

  2. Es una buena sugerencia. No guardo un documento con los motivos que justifican la compra de una empresa, pero si llevo un seguimiento de las cuentas de la empresa y leo información sobre ella. Digamos que, mentalmente,tengo claro lo que me gusta o no de una empresa, pero no lo dejo anotado literalmente en sitio alguno… supongo que luego podría engañarme a mi mismo, a toro pasado.

    Estoy leyendo “El Cisne Negro” actualmente y me aventuraria a decir que ya ha pasado por vuestras manos…

    Un saludo.

    • Mr. Lyn

      Sí, según muestran los estudios nos engañamos a nosotros mismos y nos convencemos de que sabíamos más de lo que en realidad sabíamos.

      “El cisne negro” es un libro que no he leído pero lleva en mi lista bastante tiempo. El caso es que la gente lo cita muchísimo y me da la impresión de que ya no merece la pensa leerlo porque me va a sonar repetido. Pero sé que algún día lo leeré y me sorprenderé.

      Un saludo!

  3. Luis C

    Como las expectativas futuras no suelen cumplirse, a mi me gusta mirar empresas con expectativas futuras muy negativas pero que han dado resultados buenos o normales e invertir en ellas con la idea de que esas expectativas tan malas no se cumplan ¡Jajaja!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *